domingo, 9 de enero de 2011

Oleato de Algas Wakame

En este oleato, he seguido el mismo procedimiento que en los anteriores con una salvedad. Para realizarlo, utilice el alga deshidratada directamente sobre el aceite, calentando a baja temperatura unas 2 horas. Pasado ese tiempo, el alga seguía con la misma textura de deshidratada, por lo que la saqué del aceite y la metí en agua para hidratarla unos 10 minutos.
Una vez pasados los 1o minutos, la sequé con papel y la introduje en las botellas que use para el oleato durante 1 semana. El resultado es este:


Las plantas marinas son genéticamente las formas de plantas más antiguas de la tierra y están reconocidas como extremadamente ricas en minerales y microelementos. Las algas marinas son ricas en proteínas, vitaminas, azucares y oligoelementos.

La composición de las algas denota la presencia de numerosas vitaminas, oligoelementos, sales minerales, proteínas, fibras y pigmentos. Mediante el proceso de fotosíntesis transforman la luz solar y el dióxido de carbono en azúcares, grasas y proteínas útiles. Entre sus resistentes paredes celulares cuentan con una gran variedad de vitaminas y minerales, indispensables para la belleza y salud de la piel.

Estos son algunos de sus múltiples efectos:
• Humectante e hidratante: las sustancias minerales de algunas algas permiten mantener la humedad y rehidratar los tejidos de las capas más profundas.
• Desintoxicante: las algas son reconocidas por sus propiedades purificantes y estimulantes del sistema inmunológico. El yodo natural acelera el metabolismo, favorece la reproducción celular y la pérdida de peso.
• Antiestrés: su alta cuota de magnesio y de mucopolisacáridos contrarrestan los efectos devastadores del agotamiento y del excesivo cansancio.
• Equilibrante: sus nutrientes permiten regular los desequilibrios hídricos, lo que repercute en la apariencia de la piel.
• Antiage: las enzimas extraídas de cierta variedad de algas ayudan a combatir la acción de los radicales libres responsables del envejecimiento. Actúan en los niveles más profundos de los tejidos cutáneos.

Fuente : http://www.estetica-natural.com/articulos/aguamar.php

8 comentarios:

monika dijo...

este oleato me parece interesante,acabo de hacer unos jabones de algas entre ellas esta, voy a aprovechar ahora que tengo para hacer un oleato y otro de kombu.un abrazo

texia dijo...

Majestad, me encantan tus macerados. Te queria preguntar si el olor es muy fuerte a algas, gracias.
Un beso

Marta dijo...

Que montón de oleatos que estás haciendo, a ver cuando nos enseñas en que les haces usos, unas cremitas y unos jaboncitos, que seguro que quedarán geniales. ¿En que aceite haces os oleatos? Oliva, girasol,....

Majestad dijo...

Hola Monika, seguro de te quedan estupendos. Un saludo.

Majestad dijo...

Hola Texia. La verdad es que no tiene un olor fuerte, es un olor suave. No creo que enmascare otros olores que se le añadan. Un saludo.

Majestad dijo...

Hola Marta. Los voy usando poco a poco y voy probando oleatos nuevos. En cuanto al aceite, para este proceso en caliente prefiero hacerlo con aceite de oliva, por tener mayor cantidad de antioxidantes que otros aceites y por tanto aguantar mejor el proceso de calentamiento sin peligro de enranciarse. Un saludo.

Feli dijo...

Unos macerados de LÚJO!! gracias por tu información.
Besos.

Majestad dijo...

Gracias a ti, Feli por tu comentario. Un saludo.

Publicar un comentario